viernes, 19 de mayo de 2017

La importancia del baño para el perro.



Nuestro perro disfruta de los paseos y los juegos al aire libre. Pero, a la vez que juega, su actividad lo expone a la suciedad de los terrenos con barro o arena, la contaminación típica de las ciudades, y los parásitos que pueden llegar a estar presentes incluso en nuestro patio. 
Es importante incorporar el baño como una actividad periódica para nuestro perro. No sólo para mantener su piel y su pelaje en condiciones, sino también para mantenerlo libre de pulgas y garrapatas.
El baño para el perro tiene algunos puntos que deben considerarse:
  • Cada raza tiene su rutina de baño, ya sea por su tamaño, la grasitud de su piel, y por el largo de su pelaje. También influye la actividad de nuestra mascota. No es lo mismo un perro acostumbrado a vivir en un departamento, que uno que tiene un patio a su disposición, o que acostumbra salir al parque con la familia.
  • Deben utilizarse productos específicos para perros. Es un error muy grave el recurrir a detergentes, pastillas de jabón o incluso shampoo para personas, sin importar su calidad. El uso de este tipo de productos puede producir molestias y enfermedades en la piel del animal, tales como irritación, seborrea, infecciones como la otitis, y reacciones alérgicas, llegando incluso a la pérdida de pelaje. Recuerde que la piel del perro es muy distinta a la del ser humano. 
  • El baño no debe ser sólo una rutina, sino también un momento agradable para el animal. Es por ello muy importante confiar nuestras mascotas a un profesional que no sólo los bañe y corte su pelo, sino que también les demuestre dedicación y afinidad. El perro debe sentirse cómodo y tranquilo. Muchas veces, el elegir incorrectamente a quien bañe a nuestra mascota puede verse reflejado en posteriores episodios de temor y agresividad.
  • Es muy importante verificar que el lugar a donde llevamos a nuestro perro cuente con un alto grado de higiene, ya que de lo contrario, la exposición a la suciedad y restos de pelos de otros animales pueden 
    provocarle enfermedades, o hacer que contraiga parásitos en su piel. Asegurarse además de que no haya un evidente hacinamiento de perros en espera de su retiro o baño, ya que ello genera tensión y estrés en los animales, y podría indicar que no reciban el trato que necesitan.
  • Si bien es deseable que nuestra mascota esté limpia el mayor tiempo posible, no es recomendable repetir el baño con excesiva frecuencia, ya que se elimina de este modo una película grasa que tiene como función hacer de "barrera natural" para ciertas enfermedades. Consulte con su peluquera canina de confianza por la frecuencia de baño recomendada para su perro.
  • Existen productos especiales hipoalergénicos para el baño canino. Consulte por ellos en caso de ser necesario.

  • Acostumbre a su cachorro al baño. Mientras antes se inicie en este hábito, más fácilmente lo aceptará cuando crezca.